ARTE PARA SOBREVIVIR

Comienza el día y la gente camina de afán por las calles adoquinadas del centro de la ciudad. Un cielo encapotado amenaza con lluvia, pero detrás de las nubes se esconde un sol placentero. Los asistentes a la charla del mes comienzan a aparecer y se ubican desordenadamente en la entrada del Museo de Trajes Regionales, espacio que por primera vez le abre las puertas a la comunidad CreativeMornings/Bogotá.

Una mujer menuda, de pelo y ojos color petróleo, aparece en la entrada. Es Dayra Benavides, nuestra speaker para esta edición. Dayra es artista visual y la directora de Joyas Blandas; si alguien puede hablarnos de supervivencia es ella.  Le pido una definición de esa palabra y me cuenta que su vida entera se trata de eso: sobrevivir a partir de la pasión. 

image

“Mucha gente me pregunta si yo vivo de lo que hago, y si” dice. “Soy como el caballito de mar y el camaleón que se disfrazan para poder vivir; supervivencia a través del arte” concluye con una sonrisa.  Dayra no concibe la vida sin la danza, la libertad, los chocolates y los frijoles con huevo.

Inicia su charla y nos cuenta cómo, cuando era pequeña, un trabajo en una tienda de ropa interior en el que no duró más de un mes, la marcaría de por vida. Su jefe en ese entonces, una amiga de su madre con aires de tirana, le ayudó a tomar la decisión de que, por el resto de su vida, nunca trabajaría para nadie.

Su inclinación hacia el arte comienza desde temprano en su vida, pues varios integrantes del núcleo familiar ya contaban con la vena artística. Un día, gracias a su padre, una cámara de video llega a su casa.  Dayra disfraza a sus actores (gallinas, conejos, entre otros), les pinta las uñas y los comienza a grabar. Disfrazarse siempre ha sido para ella un mecanismo emocional de supervivencia.

Todo lo que hace Dayra es muy visual y gran parte de su mensaje y razón de ser lo comunica a través de imágenes; fotos con las que pretende contar algo. “No se trata sólo de vender una pieza, sino que te lleves una experiencia a tu casa” nos cuenta.

image

Su mente siempre anda inmersa en un constante proceso de creación, que pretende darle más sentido a su profesión y todo lo que hace.  Esa búsqueda la llevó a crear las Tardes de Té, una manera de trasladar el ambiente de feria a su casa; un espacio femenino en el cual se reúne con varias mujeres para hablar sobre diferentes temas: Moda, vida, arte, entre otros.

Esa continua búsqueda de sentido la llevó a preguntarse: “¿Cuál es el ADN de Joyas Blandas?” Aprovecha los carnavales de Pasto, que no se pierde por nada del mundo, para analizar, mediante un registro fotográfico, el vestuario de las mujeres que desfilan.  Al volver a Bogotá y luego de analizar las fotos, define que Joyas Blandas es como un carnaval.

Es en ese momento que Dayra se da cuenta de que no quiere tomar más fotos, sino ser como esas mujeres, y luego de varios años, logra estar dentro del Carnaval de Blancos y Negros.  En un principio quería ser bailarina, pero como ensayan durante todo el año, su estadía en Bogotá no se lo permite, por eso se presenta a la categoría de disfraz individual y gana el primer puesto con el personaje “Muju”.

image

Pero, como siempre, Dayra va tras la búsqueda de algo más y consigue darle vida a KKARA, palabra que en quechua que significa “piel”, una muestra artística que presentó en el Museo de Trajes Regionales, compuesta por sus creaciones: NUNA RAYMI Y MUJU.

Para finalizar Dayra nos cuenta que es un día muy importante, pues coincide con la clausura de su exposición y la finalización de un importante ciclo en su vida. Con todas las miradas del auditorio puestas encima de ella, nos dice: “Cuándo uno está detrás de una máscara es algo impresionante, una adrenalina bien bonita.  Les tengo que mostrar o si no nadie me va a entender” y, en cuestión de segundos se disfraza y nos ofrece un espectáculo de danza cargado de emotividad.

image

Quizás no somos tan diferentes a nuestros antepasados, esos que andaban con taparrabos, lanzas arcos, flechas y, al igual que ellos, nuestro objetivo principal en la vida no es otro que sobrevivir a un mundo que se nos presenta hostil de diferentes maneras. Con su trabajo, Dayra nos quiere enseñar cómo ella lo hace a través de máscaras y disfraces, en el buen sentido de la palabra.  

CreativeMornings/Bogotá le quiere dar las gracias al Museo de Trajes Regionales, un espacio perfecto para celebrar la creatividad; a Café La Divisa y Empanadas la Castaña por brindarnos un deliciosos desayuno; a Ícaro Films por su impecable producción audiovisual; a Paleta Digital por todo el material impreso y por apoyarnos desde los inicios del evento; a Juan Caicedo por el maravilloso registro fotográfico, y como siempre a toda los asistentes a la charla e integrantes de la  comunidad CreativeMornings/Bogotá por el constante apoyo al evento.  Los esperamos a finales del próximo mes para hablar sobre “Igualdad”.  Pronto conocerán más información sobre el evento. 

Escrito por Juan Manuel Rodríguez Bocanegra