CONOCIMIENTO PARA TODOS

Son un poco más de las 8 de la mañana y la entrada del Teatro Nacional Fanny Mickey, espacio que por primera vez recibe a la comunidad CreativeMornings/Bogotá, está repleta de personas.  Faltan pocos minutos para habilitar el ingreso de los más de 300 asistentes.  

image

Adentro, Carolina Angarita prepara su presentación y posa para unas fotos. “¿Carolina?” pregunto cuando el fotógrafo la deja libre.  Se da media vuelta, al tiempo que responde “Si” y asiente ligeramente con la cabeza. Complementa su gesto afirmativo con una sonrisa que invita a conversar. Le pido que me de una definición de igualdad y responde al instante: “Es equidad de oportunidades, posibilidades, capacidades, conocimiento y reconocimiento”.

Carolina estudió Comunicación Social y Periodismo en la universidad Javeriana, realizó una maestría en Periodismo Internacional de la universidad Westminster de Londres, y cuenta con 20 años de experiencia en diversos medios de comunicación. Actualmente trabaja como Gerente General para Google Colombia y es la creadora de la fundación Conexión Bienestar, una organización que se encarga de difundir conocimiento para mejorar la salud física, espiritual y emocional de las personas

image

No puede vivir sin su familia, empezando por Juli, su hija de 6 años, su novio y amigos más cercanos.  Le encanta el sushi, pero hace poco le informaron que es intolerante al gluten y al arroz. “Lo del gluten no me importa, yo como como un pollito y puedo sobrevivir a punta de arepa y galletas de maíz, pero lo del arroz si me traumatiza”, concluye. También le interesa cualquier tema que conecte la ciencia con la espiritualidad.  Con relación a ese esto último sus autores favoritos son Gregg Braden, Joe Dispenza y Wayne Dyer.  

“¿Cómo llegar a entender?, ¿Cómo puede uno crear la vida y no depender de nadie ni de nada?” son las preguntas con las que da inicio a su charla. Luego de captar la atención del público, cuenta una historia que tiene mucho que ver con su esencia como persona y todo lo que hace.

image

Un día, luego de salir rendida del trabajo y mientras manejaba, comenzó a llorar desconsolada.  Las lágrimas eran apenas una forma en la que el vacío que sentía intentaba manifestarse. “¿Por qué?” se preguntó.

Días después, en una reunión con unos abogados y a punto de firmar un importante contrato le entró una llamada de su padre y, ante la insistencia, decidió contestar.

Él la había llamado para informarle que tenía cáncer. Con el optimismo que la caracteriza, ella le dijo que la enfermedad tenía cura.  “No Carolina, tengo más de 20 metástasis”. Las lágrimas nuevamente hicieron presencia, salió disparada de la reunión y al llegar a la calle pensó: “Llorar no sirve de nada, tengo que hacer algo”, así que decidió comprar un libro de una dieta a base de jugos para tratar la enfermedad.

image

Días después les expuso el caso a unos especialistas, y le dijeron que no se podía hacer nada.  Cuando colgó, se obligó a no creer en nada de lo que le habían dicho.  No le contó a nadie sobre su conversación y comenzó a leer e investigar junto con toda su familia.

En medio del aprendizaje, Carolina se encuentra con algo que define como Salud Espiritual: “Es esa motivación por vivir, eso que ocupa ese vacío que a veces nos llena, mientras nos dice: ¡quiero salir a comerme el mundo hoy!”, y que finalmente se traduce en el sentido de servir a otros.

Con el tratamiento, los niveles de acidez en el cuerpo de su padre empezaron a disminuir y comenzó a mostrar signos de mejoría, pudo realizar diferentes actividades y, en cada control, los médicos se asombraban de lo bien que se encontraba.  

A los dos años de la sacudida emocional, su papá reúne a toda la familia y les dice: “Ya está bien, ya me quiero ir”.  Un mes después, ya en la clínica, le aparece un signo de infección en la sangre.  Un día, con Carolina a su lado, se quedó mirando un punto fijo en la esquina del cuarto y, al instante, murió. “Salió de su cuerpo sin dolor.  Se fue en sus términos y se fue en su ley” nos cuenta Carolina.

Luego de la pérdida de su padre, Carolina experimentó un momento en el que todo cobró sentido.  Entendió la manera en que las diferentes esferas de su vida se conectaban entre sí y cuál era su misión y propósito en la vida.

Cree firmemente en el derecho que todos tenemos al conocimiento y que esa premisa encierra el significado de igualdad. Ese fue uno de los motivos por el cual creó su fundación Conexión Bienestar. Desde ese momento comenzó a sentirse bien y los aspectos materiales, emocionales y laborales de su vida se sintonizaron en una misma frecuencia.

En el 2015, la vida le demuestra que va por el camino adecuado y la contactan para que se haga cargo de la dirección de Google Colombia.

Para finalizar su charla, Carolina nos comparte los 8 lineamientos detrás de la cultura Google entre los que se destacan: “Innovación no perfección instantánealicencia para soñar y comparte lo que puedas”; totalmente acordes a su manera de navegar por la vida.  

CreativeMornings/Bogotá le quiere dar las gracias a todas las personas y empresas que hicieron posible la realización de esta charla.  A los asistentes y comunidad creativa y voluntarios por su compromiso en cada evento; al Teatro Nacional Fanny Mickey por acogernos en sus agradables instalaciones y por su continuo apoyo a la cultura y creatividad; a Comapan y Nescafé por brindarnos un delicioso desayuno; a Ícaro Films  por toda la producción audiovisual del evento; a Paleta Digital  que, desde los inicios del capítulo, nos ha apoyado con todo el material impreso, y a Andrés Bernal  junto con Sebastián Esguerra  por el registro fotográfico.

image
image
image

Los esperamos  el próximo viernes 18 de agosto con la misma energía de siempre, para hablar sobre el tema genius, escogido por el capítulo de Guadalajara, con Jose Berrio, un talentoso ilustrador y director de arte . Estén atentos a nuestras redes sociales para conocer todos los detalles de la charla. 

Escrito por Juan Manuel Rodríguez Bocanegra.  jma.rodriguez@gmail.com