← Load previous

¿Eres ilustrador, artista o sencillamente te gusta dibujar y expresar tus ideas? ¡Te estamos buscando! para que muestres tu talento a toda la comunidad creativa a través de una imagen, pintura, dibujo, historieta o hasta donde llegue tu creatividad para contestar a la pregunta:

«¿Para qué la reconciliación?».  

La mejor imagen física o digital será publicada en www.pacifista.co  ;)

PACIFISTA y #‎CMBog‬ en esta edición de «Shock» nos unimos en una alianza para promover la creatividad y la construcción de paz y ¡tú también puedes unirte a través de esta convocatoria!.


Las reglas son:

1. Debes tener su perfil en creativemornings.com

2. Debes enviar la pieza gráfica a más tardar el 22 de octubre a las 9:00 pm al correo: bogota@creativemornings.com.

3. La votación se realizará el 23 de octubre durante nuestro evento en la Cámara de Comercio de Chapinero con el hastag #SoyPacifista.


¡Deja volar la creatividad y muestra tu talento, nos vemos el 23 de octubre en la mañana! :D

                              MÚSICA PARA GENERAR EMPATÍA

«Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro»

Ese es el significado que los eruditos de la RAE le dan a la palabra empatía. Esta, debido a todo lo que, más allá de lo lingüístico, abarca, es una de esas palabras que uno cree entender su significado, pero que al momento de definirla no sabemos cómo hacerlo.

Mientras pienso esto, llegan a la entrada de Maloka, el lugar que por segunda vez le abre las puertas a la comunidad de CreativeMornings/Bogotá, dos hombres con una máquina de café, pienso en un capuchino y sonrío.  Mientras tanto María Linares conversa con los voluntarios de esta ocasión. Una de ellos es Silvia, una italiana de ojos azules tendiendo a grises, que cuenta cómo llegó al lugar en bus desde Cedritos, sin ningún problema. La escena la complementa Beto Durán, quien comienza a tomar fotos por todo el lugar.  

Miro el reloj y marca las 7:37, hora extraña; uno nunca le dice a alguien nos vemos a las y 37, en fin. Los primeros asistentes a la charla comienzan a llegar y se van sentando en orden. Desde el lugar en el que estoy alcanzo a ver a una mujer con un pantalón verde fosforescente y una cachucha azul que lee el periódico; otra, una mujer de pelo rubio que lleva una falda de arabescos (buena palabra esta) charla animadamente con una amiga y no para que gesticular con las manos.

Me acerco a los asistentes y les hago la pregunta del icebreakertag «Empatía me rima con…» las respuestas llegaban fácilmente: Alegría, una sonrisa, asertividad, ni idea, cacofonía, sintonía, convertía, manía, sincronía, amabilidad, cercanía, ironía, armonía, fueron unas de las que alcancé a anotar.

Minutos antes de dar inicio al registro, ingreso al auditorio y veo a Juan Andrés y Nicolás Ospina, los speakers, ensayando y cuadrando el sonido. Hablan sobre los tiempos de una de sus canciones. El equipo de Time Machine Pictures, no deja de moverse, mientras alistan sus luces y cámaras.

Justo antes de dar inicio a la charla, aprovecho para saludar a los hermanos Ospina.  En el breve intercambio de palabras que tenemos,  me cuentan que la experiencia de haber vivido en Barcelona, Argentina, Nueva York, entre otros lugares, les ha permitido conocer muchas personas y encontrar diferentes maneras de expresarse. También afirman que ver a la cultura colombiana desde afuera, siempre les ayuda mucho al momento de crear.

En la tarima dos sillas, cada una con una guitarra al lado y una jarra de agua sobre una mesa, esperan a los hermanos,  músicos, pianistas, arreglistas y compositores.

Después de dar inicio a la charla, nos cuentan que la empatía ha sido el motor para sus proyectos profesionales, incluido «Inténtalo Carito». Este último surgió por una canción que le compusieron a Carolina, una prima, en su matrimonio.

La canción gusto mucho, y decidieron subirla a Internet para que la pudieran ver los amigos y familiares, pero después de un tiempo comenzaron a recibir comentarios de personas que no conocían. Fue así como surgió el proyecto que aparte de diversión, significaba poder hacer música juntos, algo que ha sido complicado al vivir ambos en diferentes lugares.  

Después, en una visita de Juan Andrés a Nicolás en Argentina, compusieron Narcolepsia Automovilística, y faltando una semana para nuevamente separarse, se les ocurrió hacer una historia sobre el idioma español: Qué Difícil es Hablar el Español, que en sus propias palabras: «provocó un tsunami de reconocimiento y entrevistas en diferentes medios».

Luego de ese sacudón de fama, los invitaron a participar a un festival en Barcelona, y eso los obligó a componer un repertorio.

Definitivamente, parece que los hermanos Ospina respiran creatividad; tan solo basta escuchar cualquiera de sus canciones para darse cuenta de toda la preparación y conocimientos musicales que le imprimen a estas.

Sobre el proceso creativo para Narcolepsia Automovilística, nos cuentan que lo que querían hacer era recrear la escena en un bus cuando a uno le da sueño. Fue así que decidieron bajarle la velocidad al tempo de la canción y aprovecharon para hacer ruidos que hacían cuando eran niños, que parecía nunca les iban a servir para nada y que ahora les pueden sacar todo el provecho.

Juan Andrés y Nicolás afirman que con los temas de sus canciones han logrado conectarse con las personas, generando empatía.

Aunque Inténtalo Carito, es un proyecto con altas dosis de humor ellos, como músicos, le imprimen todo el empeño a los diferentes arreglos de sus canciones, y a escoger las notas precisas. Aseguran que son varias las veces en que discuten por un largo rato, debido a temas técnicos de sus composiciones.

«Si me Enfado Recapacito», otra de sus canciones, es un método revolucionario que crearon para aprender solfeo, y su mamá les ayudo a diseñar el solfeódromo, una estructura que por medio de unas cuerdas muestra las notas musicales a medida que estas van apareciendo en las palabras de la canción.    

Algo interesante de su trabajo es que siempre ven las canciones dentro de un contexto; por eso resulta fácil encontrar diferentes estilos y ritmos en las composiciones de Inténtalo Carito: Carranga, rap, bolero, entre otras.

Juan Andrés y Nicolás hicieron énfasis en que siempre que hacen algo, intentan ponerse retos para ser creativos. Con respecto a Inténtalo Carito dijeron: «No esperamos nada de este proyecto más allá de divertirnos». 

Para cerrar la charla Nicolás dijo «Si uno hace un proyecto desde un lugar auténtico, siempre va a generar más empatía con las personas».    

La comunidad de CreativeMornings/Bogotá le quiere dar las gracias a Time Machine Pictures por su excelente trabajo de producción audiovisual y a Paleta Digital por todo el material impreso para el evento; también a Comapan y Café Vereda Central, los patrocinadores del rico desayuno que pudimos disfrutar; a Maloka por acogernos nuevamente en sus instalaciones, y a toda lacomunidad del capítulo de Bogotá, siempre dispuesta a madrugar y apostarle a la creatividad; los esperamos para la charla del próximo mes, bajo el tema Shock.

Texto por Juan Manuel Rodríguez Bocanegra

Jma.rodriguez@gmail.com

Fotos por Beto Durán

                       BATALLA DE PALABRAS CON SERGIO CABRERA        

Me acuesto a la 1 de la mañana y pienso en «Acción» el tema seleccionado este mes para todos los capítulos de CreativeMornings. Antes de cerrar los ojos me llegan a la cabeza un par de ideas. Pienso, por un segundo, ponerme de pie para anotarlas pero la pereza me gana, así que confío que mi memoria, dentro de un par de horas, funcione correctamente y las pueda recuperar sin problemas.            

Después de despertarme, en la ducha, mientras el agua golpea mi cabeza, recuerdo sin problema lo que había pensado. Acción, pienso, es ponerse en movimiento y si definitivamente experimentamos un estado de quietud, no permitir que nuestra mente también lo tenga.

Después de unos minutos llegan Laura Ruiz y otro par de personas e ingresamos al teatro. Mientras hablo con un grupo de 5 personas, Sergio Cabrera, a quien en un principio no reconocí por llevar el pelo corto, entra al teatro. Se acerca a nuestro grupo, lo saludamos y le preguntamos que si está buscando a María Linares, nos mira, sonríe y dice «Estoy buscando a cualquiera».      

Ingresamos al teatro y Cabrera se sienta en la segunda fila, varias personas se acercan a saludarlo. Una integrante de Time Machine Pictures le pregunta que si le gustaría tomarse un tinto. «Si, muchas gracias» le responde.  Mientras escucho su conversación, imagino una taza de tinto humeante y cómo me gustaría saborearla  en ese momento. Dios, el destino y/o los astros se apiadan de mí, pues también me ofrecen uno.

En ese momento llega Santiago Rivas y María le presenta a Sergio Cabrera. Rivas, con la buena actitud que lo caracteriza. Sonríe y dice: «Si, yo ya lo conocía, creo que alguna vez lo entrevisté por radio».

Rivas también menciona que preparó unas preguntas para  el conversatorio y que si le gustaría verlas. Cabrera le dice que no hay necesidad. Al tiempo que el primero le pregunta: «¿Entonces lo ataco a mansalva?» 

Junto con Diana López sí lo cogemos a mansalva y le pedimos que nos regale, en un pequeño video, un saludo para la  comunidad de CreativeMornings.  

Después de abrir el registro del evento, me acerco a varios de los asistentes, y les pregunto qué fue lo que escribieron en el Icebreakertag. Ellos afirmaron  que  lo primero que hacen para ponerse en acción es: Hacer listas, escribir, planear, escoger una banda sonora, sonreír, dar las gracias, definir objetivos, observar, desayunar, vestirse, entre otros.  

Ya en la sala de cine varios de los asistentes experimentamos un Deja-vu, cuando María Linares toma el micrófono para explicar en qué consiste el evento. Nos cuenta que esta charla, aparte del gran speaker que en unos minutos va a tener un conversatorio con Santiago Rivas, también es importante porque el tema, Acción, fue seleccionado por el capítulo de Bogotá y la ilustración estuvo a cargo de Jose Berrío.

Luego del espacio Pitch your Project, Sergio Cabrera y Santiago Rivas suben a la tarima donde dos sillas los esperan para dar inicio al conversatorio.

Rivas, como lo había prometido, y sin piedad alguna, arranca su ataque y suelta la primera pregunta «¿Cómo supo lo que quería hacer?»

Sergio Cabrera piensa por un par de segundos y comienza a responder, o más bien, a contar una historia:

«He sido muy privilegiado porque mis padres han sido actores, y  mi padre director de teatro.» Nos cuenta que un episodio que marcó su vida, ocurrió en su infancia cuando tenía 9 años. Una tía que tenía cáncer repartió entre los sobrinos, a manera de regalo, diferentes objetos. A Sergio le tocó una cámara; «un aparato extraño para 1960» nos dice.

Su madre se interesó por la forma en que él la utilizaba, y cuando cumplió 10 años, sus padres decidieron irse a vivir a Pekín. Allá, su padre trabajo como director del departamento de doblaje de la universidad de Pekín, y en una ocasión lo llevó para que él hiciera el doblaje de un personaje que era un niño.

Entre toma y toma Sergio visitaba los estudios y conoció a todos los que trabajan allá, mientras estos mostraban un particular interés hacia él. Todos los trabajadores lo comenzaron a mimar y fue ahí que cayó en cuenta que el cine es un arte que mezcla el teatro con la fotografía. A los 12 años, ya tenía clarísimo que dirigir cine era lo que quería hacer por el resto de su vida.

A partir de ese momento Sergio fue poseído por el espíritu de la lectura y leyó alrededor de 100 libros de teatro, algo que, asegura, ha influido de manera muy positiva en su formación.

Cabrera deja de hablar y mira hacia el frente.  Parece que quiere hacer énfasis en lo que va a decir: «El ejercicio creativo que resulta de la lectura no lo remplaza nada. Cuando uno lee está siendo director, toca imaginarse los personajes, ponerle colores a la atmosfera.»  

image

 Rivas no da tregua, e inmediatamente le dispara otra pregunta: «¿Qué quería decir con el cine? »   

«A los 12 años no sabía que quería decir» responde Cabrera. Nos cuenta que en ese entonces en China, se consideraba que el arte debía estar al servicio de las ideas y el pueblo.

En la actualidad siente que el cine tiene una función social muy importante, pues al hacer un corto o una película se transmite un mensaje. «Incluso al no querer transmitir un mensaje se transmite un mensaje»

Rivas encamina el conversatorio hacia la razón de ser de CreativeMornings y le pregunta sobre su(s) procesos creativos. Con relación a estos Cabrera afirma:

«Si creo en la inspiración, pero como dice Picasso hay que estar trabajando para que esta llegue».

También nos cuenta que trabaja en varios proyectos, porque en el camino algunos se mueren. «El cine es una pirámide invertida, donde la idea original se va deteriorando, entonces toca arrancar con ideas maravillosas. Hay que trabajar sobre los temas que uno conoce y tiene profundidad».

Imagino que Cabrera, como toda persona altamente creativa, debe destinar mucho tiempo a la generación y conexión de ideas. Por eso, no resulta extraño cuando cuenta que en ocasiones los personajes lo despiertan preguntándole «¿Y mi personaje para dónde va?».  

Mientras habla y nos envuelve en su voz profunda y sus historias, Cabrera hace énfasis en la importancia del trabajo en equipo. En su caso, aunque el trabajo como director de cine se asemeja al de un militar, pues según él, el cine es una dictadura, donde únicamente una persona puede dar órdenes; es muy difícil que el director llegue muy lejos solo.  «Parte de ser un director consiste en convencer a otros que una idea tiene futuro».

Como es difícil saber cuándo termina de responder una pregunta, Rivas espera un momento antes de lanzar su tercer ataque, «¿Cómo es su papel cómo espectador?» «Soy muy buen espectador» responde con orgullo Cabrera, pero nos dice que algo que le cuesta mucho es ver cine de acción, pues esta se come a la narración. Afirma que las películas que más le gustan son aquellas que le hacen sentir emociones. Si la historia lo mueve, se le olvida mirarla desde el punto de vista técnico.

Cabrera también opina que las buenas películas, van de la mano con los buenos directores y son aquellas que colocan al espectador en el lugar más privilegiado.  

Por otro lado Cabrera sabe que el cine permite manipular al espectador para que entre en el mundo que está creando el director; en cambio, en la televisión, si después de 30 segundos no hay nada de acción, el espectador tiene el control listo en la mano para cambiar de canal.

El fuego cruzado de palabras continúa: «¿Cómo moldea a los actores?» le pregunta Rivas. Cabrera sonríe como acordándose de un episodio en particular y responde: «Los actores son seres muy frágiles y la relación con el director no siempre es buena».  También nos cuenta que tiene mucho cuidado al momento de seleccionarlos, ya que son la materia prima de las películas y si esta no es buena, tampoco lo será el producto final. Según él, un actor es lo que es en el casting; después de ahí no mejora más.  

A continuación Sergio habla brevemente de su participación en el congreso. Rivas le pregunta  «¿Qué aprendió?» y Cabrera responde: «No aprendí nada; menos mal porque lo único que se podía aprender era a hacer chanchullos».

Santiago realiza una última pregunta para finalizar el conversatorio, no por falta de cartuchos verbales, sino por temas de tiempo: «¿Cómo le llegan las imágenes?» Sergio responde que todo depende del color, la estructura y el movimiento, y que toda película desde un principio, debe tener como mínimo un afiche.

Para no dejar nada suelto, Rivas decide elaborar un glosario, una forma inteligente de camuflar varias preguntas, así que le pide la definición de las siguientes palabras a Cabrera:

Libertad: Es una mezcla de estado de ánimo y de país que hay que defender a toda costa para hacer cualquier actividad.

Independencia: Es un anexo de la libertad.

¿Lo fundamental?: Que el proyecto comulgue con mis ideas pues yo quiero transmitir verdad.

Relevancia: Que mis películas transmitan mis preocupaciones.

Belleza: La belleza es la verdad, lograr crear verdad.

Las preguntas de los asistentes llegaron como balas perdidas que Cabrera recibió con la mejor actitud. En sus respuestas dio solución a diferentes inquietudes; por ejemplo, dejó claro que la selección de un proyecto implica 2 estados: Sentir que es algo que no lo va a avergonzar y que lo va a hacer mejor que nadie.

También nos contó que para hacerle frente a las limitaciones presupuestales, una de las claves, no solo en el cine, sino para la vida de los creativos en general, consiste en trabajar dentro del presupuesto.

Alguien le pregunto cómo sería posible salirse de esas historias (narcotráfico, guerra, etc.). Que parece se repiten indefinidamente. Cabrera afirmó que el cine colombiano ha evolucionado y que no sólo se tocan esos temas, sino que se hace énfasis en conflictos sociales, y que está claro que debemos sacarle el cuerpo al narcotráfico y la violencia, pero no del todo, pues debemos aceptar que es una realidad que, aunque no nos toque directamente, está presente.

Por último, un asistente quiso saber cuál sería el consejo que él le daría a a los estudiantes de cine para que se pongan en acción.  Sergio afirmó que uno de los principales problemas de todos los alumnos, es que no han leído lo suficiente, y que lo esencial es comenzar pequeño. «La vida hay que verla con lupa, buscar a los personajes con lupa».

Para concluir la charla, Cabrera le regala unas últimas palabras al público: «Agradezco mucho que hayan venido y madrugado. Veo que acá hay mucha gente qué le gusta el cine  ¡Los que quieran hacer cine que lo hagan!  

Creo que el  conversatorio nos dejó una radiografía de la personalidad de Sergio Cabrera como director y ser humano; sus miedos, pasiones, creatividad, que es lo que lo mueve en la vida, y cuál es su aporte para hacer del mundo un mejor lugar.  

La comunidad de CreativeMornings/Bogotá le quiere dar las gracias a Time Machine Pictures, encargados del registro en video, y a Paleta Digital, por todo el material impreso; dos empresas que demuestran siempre todo su profesionalismo y ya hacen parte de la familia Creative Mornings/Bogotá.  También a Lililu Panaderia y Pasteleria por sus exquisitos productos de pastelería y a Café Vereda Central por la frescura y buen sabor de sus bebidas.

A Cine Colombia y todo su personal, por acogernos por primera vez en sus instalaciones totalmente acordes para el tema del mes, y a la comunidad del capítulo de Bogotá que no para de crecer y sin la cual sería imposible la realización de cada charla. 

Los invitamos a estar pendientes de nuestras redes sociales, y esperamos contar nuevamente con su asistencia y acción para la charla del mes de Septiembre.

Texto por Juan Manuel Rodríguez Bocanegra

Jma.rodriguez@gmail.com

Fotos por Diego Zamora

                            COLABORAR DESINTERESADAMENTE        

Viernes a las 7 de la mañana.  Soy el primero en llegar al lugar de la charla. Ráfagas de viento frío me golpean la cara repetidamente. Camino un poco por los alrededores en búsqueda de una tienda para tomarme un tinto pero no encuentro ninguna. Desisto de la idea. Me devuelvo y me parqueo enfrente de Casa 9-69, el lugar que acogerá dentro de una hora a la comunidad de CreativeMornings/Bogotá.  

Miro hacia los cerros, veo un cielo azul y unas nubes que se asoman detrás de las montañas. «Parece que hoy va a hacer mucho sol». Creo que por la forma en que el clima impacta de forma positiva el estado de ánimo de las personas, un día soleado es bueno para colaborar.

Bajo la mirada y la carrera novena solo me muestra carros que pasan a toda velocidad; la mañana y sus afanes. Es un panorama que no ayuda a que se me dispare ninguna idea. Decido sacar mi libreta y comienzo a anotar lo que se me venga a la cabeza, ya llegará el momento de conectar los pensamientos.  

Pasados un par de minutos llegan Laura Ruiz y Diana López e ingresamos al lugar del evento. Después de ayudar a organizar el espacio de la presentación, desayuno y la zona de networking me siento a tres filas de la tarima. Escucho que alguien le dice a otra persona: «Este lugar es muy chévere, hay noches en las que hacen jam sessions.»

Mientras tanto Camilo Mejia, VJ, live video performer y artista visual, el speaker de esta edición de CreativeMornings, charla con un amigo sobre video, música y un libro que está leyendo que, asegura, está buenísimo.

En la tarima se encuentra una batería a la que sólo le hace falta, para que cobre vida, los platillos y un baterista.  Imagino entonces una presentación en vivo donde un grupo de músicos se funde en una improvisación frenética, que si se mira bien, es un acto de sincera colaboración.  

Camino hacia la entrada y confirmo que mi predicción sobre el clima fue acertada.  Al frio de la mañana ahora lo equilibra un sol que poco a poco se hace más intenso. Uno de los primeros asistentes en llegar al evento me pregunta  «¿Disculpe, usted sabe si habrá una tienda por acá cerca?». Le respondo que yo también apenas llegué busqué una, pero que no la encontré.

Lamento no haberle podido colaborar.  El hombre me mira algo desconsolado, da media vuelta y emprende la búsqueda de esa tienda que parece no existir. Mentalmente le deseo suerte.  

Pienso que eso es lo mínimo que deberíamos hacer si no podemos colaborar de otra manera, es decir, enviarles buena energía a las personas y nunca juzgar lo que estas quieran hacer.  

Para el icebreakertag de esta ocasión debíamos completar lo siguiente:  

Se mucho sobre________ + Necesito ayuda con ________ = Proyecto de colaboración.  

Me acerco nuevamente al lugar destinado para la presentación y le pregunto a un par de asistentes sobre sus proyectos de colaboración. Un hombre me dice: «no tengo pero lo estoy buscando»; otro, un Comunicador Social, me cuenta que tiene en mente un proyecto teatral; otra persona, me habla sobre La Feria del Millón, donde se subastan obras de arte, todas a ese precio; otra  mujer me cuenta que su proyecto es la producción de películas.  

Me pongo a pensar porque nos cuesta tanto nombrar que proyecto de colaboración nos gustaría emprender. Tal vez esto se debe a que nuestro ambiente laboral todavía le cuesta entender la importancia de la colaboración, porque le tememos profundamente a que nos roben nuestras ideas.  Tal vez una mayor colaboración implicaría mayor competencia, pero eso es algo que nos llevaría  a innovar más.  

«Collaboration is the key to creativity.  Creative collaboration is an emergent property of the system, and one of its main characteristics is that the final result is greater than a mere sum of its parts.”

                              - Big Questions in Creativity 2013 –

Una vez el salón está lleno, María Linares da inicio al evento, y explica, para aquellos que asisten por primera vez, en qué consiste CreativeMornings. Nos cuenta que a la fecha ya estamos presentes en 120 ciudades. Esta breve presentación da paso a al espacio de «Pitch your Project» en el cual diferentes integrantes de la comunidad, tienen la oportunidad de contarnos, en tan solo 30 segundos, acerca de un proyecto en el que estén .  

El primer pitch estuvo a cargo de Débora y Juan Sebastián Buendía, de Taller Verde Café. Estos hermanos pretenden «cambiar café por sonrisas», con productos 100% naturales.  Débora nos explica que es una apuesta diferente pues «todo es elaborado con materiales reciclables».  

Las encargadas del segundo pitch  ueron María Paula Molano y Mónica Pava, quienes lideran la iniciativa «Los Bogotanos andan diciendo» inspirada en la página Argentina «La Gente Anda diciendo». Ellas nos cuentan acerca de la gran acogida que ha tenido su iniciativa, pues después de poco tiempo de haberla creado, ya cuenta con miles de seguidores.    

María Linares toma el Micrófono nuevamente y nos presenta a Camilo Mejía, quien debido a las características de su trabajo colabora con diferentes personas todos los días.    

Camilo se presenta, y nos cuenta como inicio su carrera como VJ. En una ocasión lo mandaron a tomar fotos a las eliminatorias de Rock al Parque. Mientras que Morfonia tocaba sus 4 canciones, un estudiante de odontología, que tenía que sustentar su trabajo de grado, en un ataque de ansiedad, comenzó a proyectar imágenes de bocas sangrando, mientras el grupo aun tocaba. A Camilo le gusto ese concepto, y comenzó a experimentar con la combinación de música en vivo y visuales.  

Después de un tiempo conoció a un artista plástico y audiovisual que trabajaba con  el grupo español Ojos de Brujo, quien le enseño, desinteresadamente y con puro espíritu de colaboración, lo básico para desenvolverse como VJ. Camilo mira a los asistentes y dice: «Para mí la colaboración viene con nosotros como seres humanos, pero en el mundo contemporáneo la hemos olvidado«. «Todos estamos disfrazados y queremos dar una fachada ante el mundo. La colaboración es estar ahí para el otro».

Después de narrarnos esa breve historia, y darnos un par de puntos de vista personales sobre Colaboración, Camilo nos cuenta que su trabajo como VJ consiste  en  hacer visuales para conciertos y también, a grandes rasgos, todo lo que eso implica, pero hace énfasis especial en todas las personas que lo hacen posible.    

Luego nos dice: «Lo que pasa es que el creativo se ha vuelto individualista y si aprende algo nuevo no lo comparte, mientras que lo básico es compartir el conocimiento; una opción que siempre tiene dos caminos: Cuando no se comparte el conocimiento de pura mugre que se tiene en la cabeza o la satisfacción de compartir el conocimiento, pues no hay nada mejor que ver a un pupilo pisándole a uno las nalgas».

«Una de las cosas que aprendí es que yo no puedo hacerlo solo» dice Camilo, refiriéndose a su trabajo. «La primera base para fundar empresa es colaborar». Camilo recuerda algo que lo marcó, y que, tal vez, fue uno de los primeros eventos en su vida que le hizo ver lo importante que es la colaboración.

En su primer semestre en la universidad, una vez llegó a una clase de arte sin materiales, y el profesor lo obligo a salirse del salón. Una mujer desconocida en ese entonces, ahora una gran amiga suya, llego tarde a la clase, y lo vio afuera del salón llorando desconsoladamente. Ella, sin conocerlo, pero al ver su gran angustia, le dio plata para que fuera a comprar los materiales y pudiera ingresar a la clase.  

Camilo concluye su charla acerca de colaboración con la siguiente frase: «Eso es cómo la primaria, si uno no levanta la mano y no pregunta, después no aprende a sumar y termina estudiando artes».

Para finalizar el evento. Guillermo Solano, gerente de Centro de Innovación, tomó el micrófono y explicó una dinámica para hacer networking, a través de las cartas de su juego Focus. Imagino que varios asistentes lograron conectarse con otros y estudiaron diferentes posibilidades de colaboración.

CreativeMornings/Bogotá le quiere dar las gracias a Casa 9-69 por abrirnos las puertas de sus agradables instalaciones por primera vez, a Paleta Digital y Time Machine Pictures por su compromiso y profesionalismo, por hacer parte de la familia CreativeMornings y colaborar con el evento; a Levapan por sus deliciosos Muffins, y a todos los asistentes por su compromiso y buena energía.

Juan Manuel Rodríguez Bocanegra

Jma.rodriguez@gmail.com

Fotos por Alejandra Acosta.

           Conoce al equipo detrás de CreativeMornings/Bogotá… 

Juan Manuel es 100% Bogotano y 100% buena vibra, dos características que no necesariamente van de la mano. Le encanta el Storytelling, escribir, el dibujo, la lectura, el cappuccino, y siempre permitirá que su alma y corazón naveguen en los mares de la literatura. También le gusta tocar batería, la música rock, el sushi y la torta de zanahoria, entre otras cosas, y cualquier proyecto que emprenda debe tener a la felicidad como objetivo Final.

Estudió Ingeniería Industrial y hace poco realizó una especialización en Innovación y Desarrollo de Negocios. Hace más de una década tropezó con la escritura, y no le quedó más remedio que incorporarla en su diario vivir.  

Desde hace un par de años, Juanma, como gusta que lo llamen, se interesó mucho en la creatividad, y en mirar cómo a través de esta el ser humano puede llegar a tener una mejor calidad de vida.    

Al igual que  la mayoría de integrantes del equipo, llegó a CreativeMornings/Bogotá luego de buscar espacios en la capital donde se promoviera la creatividad, la co-creación y el libre intercambio de ideas. En junio de 2014 se acercó a Nicolás Rosso, el entonces organizador, a quién le propuso escribir reseñas para cada evento. Desde ese entonces no ha dejado de hacerlo. En 2015, María Linares le propuso formar parte del equipo organizador, y aceptó de inmediato la propuesta.

A futuro, Juan Manuel ve a CreativeMornings como un espacio repleto de historias, cada una digna de ser narrada. Espera tener una escritura lo suficientemente rápida para consignar todo en su libreta, junto con sus sentidos totalmente despiertos, para no dejar escapar ninguna idea y conectarlas de la forma apropiada. Todo esto con el fin de narrar historias llenas de creatividad, esperanza y positivismo, tanto de los speakers como de los integrantes de la comunidad, no solo de la capital sino de cualquier lugar del país.

Puedes conocer más sobre Juanma en:

https://twitter.com/Vieleicht

www.haki-storytelling.com

Texto por Juan Manuel Rodríguez Bocanegra

Jma.rodriguez@gmail.com

Fotos por Beto Durán de Tool Kit.

¿ERES DISEÑADOR GRÁFICO?
Únete al equipo CreativeMornings/Bogotá

Foto cortesía de Shuttertock
Ícono diseñador por Dan Hetteix para The Noun Project
En #CMBog queremos que nuestra familia de voluntarios crezca y estamos buscando un diseñador gráfico apasionado por construir con la comunidad creativa de nuestra ciudad y de todo el mundo.

Buscamos a alguien que se sienta feliz de unirse a esta familia y pueda aportar para crear las piezas para nuestros eventos y redes sociales, pero, por su puesto, también aportar en todo lo que se le ocurra que haga crecer este proyecto.

¿Te interesa? Por favor completa el formulario que aparece a continuación.
(Si tienes problemas para visualizarlo puedes encontrarlo aquí)

Estamos muy emocionados de conocerte.



             Conoce al equipo detrás de CreativeMornings/Bogotá…

Laura es una persona llena de esperanza. Le gustan mucho los viajes, libros, la pintura, el deporte, la comida, y el amor. Si usted, cómo su interlocutor, decide sostenerle la mirada, ésta le imprimirá sólo calma, tranquilidad y buena vibra, que nunca sobran en nuestro andar por la vida. Más allá de nombrar un título universitario, Laura se considera una profesional, una persona completamente comprometida con lo que hace, postura que sin duda se ve reflejada en su trabajo logístico para cada uno de los eventos de CreativeMornings/Bogotá.

Todos la conocen como Lala. “La”, nota y sílaba que compone su sobrenombre, es un fiel ejemplo que Lala, al igual que una nota musical arma diferentes melodías y armonías para el capítulo de Bogotá, y siempre está pendiente de que cada edición del evento salga a la perfección.    

De manera similar al resto de integrantes del equipo llegó al proyecto o este llegó a ella (nunca sabremos si buscamos las cosas o estas nos encuentran, pero si, que perdemos unas sólo con el fin de encontrar otras) en un momento donde el cambio predominaba en su vida. Una transición laboral y una búsqueda de diferentes ambientes en el medio creativo, ayudaron a encarrilarla hacia CreativeMornings/Bogotá.

A futuro desea continuar colaborando con el evento de manera desinteresada y siempre con mucho amor y dedicación, tras adquirir conocimientos diferentes y más amplios, para seguir aportando luz al equipo organizador.

Puedes conocer más sobre Lala en

https://instagram.com/lala860905/

www.tallerdete.com
Texto por Juan Manuel Rodríguez Bocanegra

Jma.rodriguez@gmail.com

Fotos por Beto Durán de Tool Kit.

               Conoce al equipo detrás de CreativeMornings/Bogotá…

Alejandra adora el mar, el ajiaco, leer, el cine, las gomas, Pasto, su tierra natal y dibujar; estos y otros rasgos de su personalidad siempre van acompañados de una refrescante risa como música de fondo.  No tiene una gran altura, pero si una gran actitud y conocimiento, que siempre está dispuesta a compartir.

image

Alejandra es profesional en estudios Socioculturales y Maestra de arte, una formación que sin duda provoca que a lo largo de un día, su cerebro naufrague en un mar de ideas.    

image

¿Por qué estamos en un determinado lugar y no en otro? El encuentro de Alejandra con el capítulo de CreativeMornings/Bogotá, fue una combinación entre casualidad y una búsqueda de cambio y empleo, que a la larga es lo mismo. En su nuevo trabajo Alejandra conoció a Nicolás Rosso.  Luego de 8 meses de amistad, a Nicolás se le ocurrió la gran idea  de llevar CreativeMornings a la capital Colombiana.  Alejandra, resulto ser la cómplice perfecta y realizaron juntos la aplicación. Desde ese entonces ha sido parte del equipo.

image

Alejandra espera ver una evolución en su trabajo audiovisual para CreativeMornings, y siempre poder dar un paso más en lo que se refiere a la propuesta videográfica. Uno de sus principales objetivos es poder compartir conocimiento con la comunidad a través de la plataforma de CreativeMornings.

Puedes conocer más sobre Alejandra en

https://instagram.com/acostaviteri

Texto por Juan Manuel Rodríguez Bocanegra

Jma.rodriguez@gmail.com

Fotos por Beto Durán de Tool Kit.

Conoce al equipo detrás de CreativeMornings/Bogotá…

                                                 BETO DURAN

Su vida es como un Sánduche que combina una gran variedad de sabores y estilos de vida, al cual cada día le añade nuevos ingredientes. Entre estos se destacan la Fotografía, montar en Bicicleta, música, video, emprendimiento, cocinar, dar, y el Trail Running. Beto siempre anda tras la búsqueda de diferentes sabores y texturas a través de su lente.  

Es fotógrafo de profesión y uno de sus principales objetivos en la vida, es apoyar procesos de transmisión de información y transformación a través de la creación de imágenes, durante los cuales espera conocer personas muy buena onda.  

Aunque no le disgustan ninguno de sus nombres, prefiere que lo llamen Beto, un disparo fonético de dos sílabas, que seguramente será de provecho para aquellas personas que se les dificulta recordar nombres.  

Durante sus últimos años de vida, Beto se ha dedicado a buscar diferentes tipos de espacios, que reúnan a personas que quieren escapar de los pantanos de ese tenebroso «lugar» al que llamamos rutina, y que, al mismo tiempo, estén interesadas en hacer del mundo un lugar mejor.

Como toda búsqueda sincera de nuestras pasiones tarde o temprano da frutos, Beto entró a formar parte del equipo de registro fotográfico para los eventos TEDxBogotá, TEDxGuatavita, TEDxVillacampestre, Behance Portafolio Reviews y CreativeMornings.  

Beto está seguro que el futuro audiovisual de CreativeMornings será brillante, y lo vislumbra como un espació lleno de imágenes coloridas de gran calidad y contenido, con una gran variedad de productos que transmitirán el significado del evento y la razón de ser de sus creadores.

Cree firmemente que la comunidad estará conformada por personas repletas de ideas, enfocadas a potenciar y facilitar la labor de compartir los elementos esenciales de los procesos creativos.

Beto también cree que en un futuro todos los integrantes del capítulo de CreativeMornings/Bogotá (organizadores, asistentes, empresas patrocinadoras, etc.), estarán más abiertos al libre intercambio de ideas, y le sacarán mayor provecho a la gran diversidad de estilos, gustos, corrientes, personas, puntos de vista, etc. que siempre atrae el evento. El ya tiene lista su cámara para no dejar escapar ninguno de esos detalles.

Puedes conocer más sobre Beto en

https://instagram.com/BetoDuran

www.flickr.com/photos/betoduranfoto

www.facebook.com/toolkitfotografia

Texto por Juan Manuel Rodríguez Bocanegra

Jma.rodriguez@gmail.com

Fotos por Beto Durán de Tool Kit.

Escenografías digitales, mapping y artes electrónicas serán abordadas desde la «Colaboración» por el talentoso Camilo Mejia, nuestro speaker el próximo viernes en Casa 9-69.
¡No te quedes sin tu entrada! Regístrate este lunes a las 11:00 am enbit.ly/CMBogCollaborate

more